martes, 25 de marzo de 2008

EL CALENDARIO Y LA ERA CRISTIANA


A pedido del Papa Juan I, Dionisio el Exiguo (o el Pequeño) realizó una serie de cálculos, que hoy desconocemos, que le permitieron deducir que se encontraba en el año 525 del nacimiento de Cristo. Este resultado comenzó a difundirse lentamente 200 ó 300 años después. La cancillería papal lo adoptó en Roma definitivamente en el siglo XV y lo comenzó a difundir por el mundo en el siglo XVII.

Los científicos empezaron a usarlo en el siglo XVIII, para sustituir los viejos "cálculos de la creación del mundo", "de la fundación de Roma" o de la "era de Dioclesiano". El comienzo de la era Cristiana, nadie lo fijó expresamente; fue el resultado al cual llegó Dionisio el Exiguo, como un comienzo convencional, cinco siglos después del nacimiento de Cristo y adoptado por la Iglesia 1500 años después.

No obstante, los historiadores modernos se dieron cuenta que Dionisio se equivocó. Veamos los puntos cuestionados:

a) Dice el Evangelio según San Mateo, que Jesús nació "en tiempos del rey Herodes" (versículo 2,1)

b) El historiador Flavio Josefo, contemporáneo de Jesús expresó que Herodes murió en el año 749 de la fundación de Roma, pocos días después de un eclipse lunar ocurrido el 12 de marzo, que lo habría "alumbrado con su luz siniestra".

c) Dionisio había llegado a la conclusión que Jesús había nacido en el año 753, después de la fundación de Roma.

Según el Evangelio de San Mateo, habían llegado unos "magos" ( no dice que fueran reyes ni que fueran tres), que pasaron por el Palacio de Herodes en Jerusalén y lo encontraron con buena salud; los recibió y realizó las investigaciones conocidas. Se sabe que cuando Herodes se sintió enfermo, se trasladó a Jericó y posteriormente a las Termas de Calirroe, para darse baños curativos. Al no mejorar su salud, volvió para morir en Jericó. Ese viaje ocurrió en noviembre, cinco años antes de lo estimado por Dionisio como año de nacimiento de Jesús. Es decir, que fácilmente se podría concluir que Jesús nació unos siete años antes de lo estipulado por Dionisio. Júpiter y Saturno estuvieron cerca en Piscis entre el 29 de mayo y el 7 de junio, luego entre el 26 de setiembre y el 6 de octubre y finalmente entre el 5 y el 15 de diciembre del año 7 A. C. Es decir, hubo una triple conjunción, acontecimiento que sólo se produce una vez cada varios siglos.

Esta conjunción pudo hacer pensar que se trataba de "una estrella con cola". El 16 de diciembre de 1603, Kepler observó con lentes una conjunción entre Júpiter y Saturno desde Praga, y pensó si un acontecimiento similar no habría confundido a los magos. ¿En qué fecha nació?

Dionisio consideró el 25 de diciembre, en coincidencia con la festividad del nacimiento de Sol (el dios Mitra de los persas). Parece poco probable que sea esa la fecha, pues el Evangelio según San Lucas (versículo 2,8) establece que habían unos pastores en las cercanías cuidando sus ovejas. En Palestina es Invierno, y el clima no es propicio para estar a la intemperie de noche. No olvidemos, además, que el solsticio de Capricornio caía en esa época el 25 de diciembre, según el calendario juliano. Lo más adecuado sería pensar en la estación primaveral, para dicho nacimiento.

Hace unos años atrás, el Director del Diario Hoy Canelones, acudió a Roma y allí tuvo oportunidad de conversar con un alto cargo jerárquico (posiblemente un cardenal), quien le manifestó que probablemente Jesús nació en abril. Yo estimo que quizás sí nació en abril. Los magos vieron la conjunción en mayo (primera conjunción) e iniciaron la marcha, pasaron por el Palacio de Herodes a fines de setiembre (segunda conjunción) y llegaron a ver a Jesús en diciembre (tercera conjunción), cuando ya hacía meses que había nacido.

Prof. Hebert Pistón Rodríguez (Astrónomo)

* (Nota al margen de los autores de este blog: al parecer hay un desfase en el cálculo de los años ya que para el calendario gregoriano, se ha tomado siempre la iniciación del mismo, el nacimiento de Jesucristo, y al parecer hay una diferencia de siete años).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

De todos los calendarios, ninguno me satisface, excepto el que me ha ensenado la india Rosa. Dios hizo esta Tierra con un calendario natural. El de las lunas. Por lo cual habrían 13 meses (# impar, como debe ser). La luna nueva debería ser el día 1, el cuarto creciente el día 8, la luna llena el día 15, el cuarto menguante con el día 22 y terminaría el día antes que la luna nueva con el día 28. Al terminar el año, sobraría un día que sería el dia de Dios, tal como lo establece el calendario maya. Hoy, día sabado 12 de julio de 2008 sería el día 10 del mes XYZ del año ABC, desde la luna nueva que fue el día 3 . La hora se sabría con la posición del Sol, durante el día y con la posición de la Luna durante la noche. El uso de relojes se simplificaría de esa manera. Alejandro Goitisolo (a) Alejandor ha dicho.

effingo dijo...

Si JC nación unos 7 años antes de lo establecido, ahora no estaríamos 7 años atrás, sino adelante, es decir, el año 2008 d.C. sería el 2015 y el actual, el 2009, el 2016.

http://www.almundoavivir.blogspot.com/

Ángel y Pilar dijo...

Effingo,

Tienes razón sobre lo de los siete años, efectivamente hay que sumarlos. Gracias por tu apreciación.

zahoryclub dijo...

Sería muy interesante vivir con el calendario maya porque funciona armónicamente con los ciclos del sol y la luna. En américa sucede algo insólito, y es que dentro de los ciudadanos sur americanos existen todavía las raíces de la cultura maya. De algún modo, esa civilización quedó anclada muy dentro de ellos. Felicito a aquellos que viven el ahora con el calendario maya porque lo hacen correctamente.