viernes, 13 de febrero de 2009

EL MAESTRO ... ERES TÚ (parte V y última)



Y ahora ¿habré de decirte, con relación a Mi Vida Impersonal, cómo puedes tú vivirla conscientemente y ser, por completo, Uno conmigo, tu Yo verdadero, tu Padre que está en los Cielos?


Entonces, escucha y medita larga y seriamente en todo lo que voy a decirte. No pases por alto ni una sola de estas líneas o cualquiera de los pensamientos en ellas contenidos, hasta que Mi significado sea claramente comprendido por ti:


Yo no busco otra cosa más que SER y EXPRESAR mi Yo, en y por ti. Mi Yo es puramente Impersonal, pues es el Yo real de todo ser humano. YO SOY la Esencia interna, pura, perfecta, in egoísta de cada uno de los seres humanos que, dentro del alma, habito en sus cuerpos físicos, a fin de desarrollarlos como medios adecuados para la expresión de Mis Divinos Atributos sobre la tierra, tal como es en los Cielos.


Por esta razón, tú también debes no buscar otra cosa más que ser y expresar tu Yo verdadero, el cual es Yo, tu Yo Divino e Impersonal. De esta manera tú unes tu propósito con el Mío, tu voluntad con Mi Voluntad, tu ser con Mi Ser, haciéndote Uno conmigo; de esa manera, Nosotros, tú y Yo, nos hacemos Dos-en-Uno: El estado Divino sobre la tierra.


Mas, a fin de que esto pueda Ser, debemos limpiar primeramente tu corazón, en seguida tu mente, y después tu cuerpo, de toda sensación e inclinación del yo personal. Esto puede ser logrado solamente por medio de Mi Santo Amor Impersonal, con el cual Yo llenaré tu corazón de modo que ya no haya en él lugar para tu parte egoísta. Con el corazón purificado y dulcificado, la mente atraerá y pensará solamente pensamientos puros y dulces, es decir, Mis pensamientos, los cuales son siempre Sabiduría pura; por cuya razón, tu verás solamente Pureza y Bondad en todas las cosas. Entonces, naturalmente, no encontrándote ya bajo el dominio e influencia de pensamientos erróneos, tu cuerpo habrá quedado subordinado totalmente a Mi Vida, cuyo poder perfeccionador y purificador arrojará de él toda inarmonía. Entonces, con sólo Mi Amor en tu corazón, Mis Pensamientos en tu mente y Mi Vida en tu cuerpo, tú conocerás el YO SOY, tu propio Yo Verdadero, porque entonces ya no habrá en ti otro Yo.


Entonces el YO SOY, tu YO verdadero, se manifestará en el mundo; pero no será de él. Tú ya no serás por más tiempo atraído hacia él y por él, pues verás con Mis ojos, oirás con Mis oídos y sabrás con Mi sabiduría todas las cosas. Tú ya no verás mas la apariencia externa de éstas; sino que las verás como son en Realidad. Nada del pasado, del presente o del futuro estará oculto para ti, pues las limitaciones de la naturaleza humana ya no existen más y en el Espíritu no hay tiempo, ni espacio, ni personalidad o separación, Todo es Uno.


Y tú seguirás adelante, llevando en Ti la conciencia de este gran Amor Impersonal, como la substancia real y verdadera de tu ser, y por su medio, Yo consolaré, vigorizaré, ayudaré y bendeciré a todos aquéllos hacia los cuales Yo habré de guiarte o aquéllos a quienes guiaré a ti. Pues por ser el Amor tu naturaleza, así como la pura y perfecta expresión de Mi Vida en el hombre, en el plano terrestre El está siempre en actividad, buscando expresarse en una manifestación externa o tangible cada vez más completa y armoniosa.


Y llevando en ti la conciencia de tu Divinidad y del Poder Divino que Mi Amor te da, en lugar de hacer alarde o dar pruebas de él de un modo personal, solamente darás, ayudarás y bendecirás Impersonalmente, buscando romper todas las cadenas y eliminar todos los estorbos y limitaciones que puedan impedir de alguna manera, que Mi Vida se exprese perfectamente en y por medio de los otros seres tus semejantes.


De esta manera, tú te haces Uno con la Vida Una, con Mi Vida Interna e Impersonal; y por consecuencia, Uno conmigo que SOY la Fuente y Origen de todos los bienes terrestres y Divinos.


Y por ello, tú ya no buscarás más enseñar o guiar a los demás; porque tú te habrás hecho Impersonal; y siendo Impersonal, tú me dejarás a Mí, dentro de ellos, darles la enseñanza y dirigirlos. Tú ya no buscarás más guiar, sino solamente seguirme.


E igualmente, tú ya no buscarás más ser sabio, bueno o fuerte, rico, sano o feliz; porque tú ya eres todas estas cosas, siendo Uno conmigo, QUE SOY la esencia interna, de la cual, todas estas condiciones no son sino la manifestación exterior.


Y tú conocerás que toda inarmonía anuncia el advenimiento de la armonía; que toda escasez, no es sino la sombra que indica la dirección de la luz; que toda debilidad no es sino parte de los efectos de la adaptación que habrá de dar por resultado una voluntad perfeccionada, y que todo es bueno y necesario, a los ojos de aquél que ha entrado a Mi Conciencia Impersonal y juzga desde Mi punto de vista.


Y así, tú irás sereno por todas partes, tranquilo estarás en todas tus ocupaciones cualesquiera que éstas sean; porque ya entonces tú sabrás que toda ocupación, sea cual fuere, es Mi ocupación; y en lugar de buscar y esforzarte por obtener para ti personalmente las mercedes o bienes espirituales que se encuentran en la cumbre de la montaña, tú cesarás de buscar y esforzarte y te habrás olvidado o negado a ti mismo; y todo lo que sentirás será la necesidad de dar, dar y dar de ese Gran Amor interno, dejándole vivificar, despertar, ayudar y fortalecer a las almas que luchan alrededor de ti, buscando comprender y obedecer la sensación de Mí dentro de sus corazones; pues estas almas, debido a que sus mentes no están aún maduras ni adaptadas, equivocan esas sensaciones y , por consecuencia, no comprenden Mi significado, que Yo, desde lo interno trato de hacerles conocer.


Yo los conduciré a ti, y de ti a ellos, para que Yo pueda enseñarles, primero de lo externo, por tu medio; y de la misma manera que Yo te he dado este Mi Mensaje por medio de estas palabras, así Yo daré Mi mensaje a muchos miles de tus semejantes, por medio de las palabras que Yo hablaré por ti.


Pero esto no podrá ser como Yo me propongo, sino hasta que Yo pueda vivir en ti Mi Vida Impersonal; hasta que tú hayas rendido tu personalidad ante Mi Divina Impersonalidad, pues mientras tú no te determines con todo el poder de tu voluntad y anheles con toda la necesidad de tu Alma, vivir la Vida Impersonal, haciendo que tu “yo” personal se acoja a Mí y me sirva a Mí, tu propio Yo verdadero e Impersonal, Yo no podré darte ni un vislumbre de Mi significado real. Pero cuando Yo te haya concedido este vislumbre, Hijo querido, su gloria siempre estará contigo en lo sucesivo, y El te conducirá adelante, adelante, siempre adelante, hasta que Mi Significado completo sea extraído de Mí, por la fuerza del anhelo de tu Alma.


Este es Mi Mensaje. Su misión es despertar en ti este anhelo, es decir, el anhelo de vivir la Vida Impersonal.

Esta es una elevada enseñanza, y es solamente para aquéllos que pueden comprenderla, para aquéllos a quienes Yo he preparado y dispuesto a recibirla.


Sin embargo, para éstos no es sino la puerta que se abre hacia enseñanzas más elevadas, las cuales Yo les daré directamente de lo íntimo de sus propias Almas; sí, pero sólo a aquéllos de ellos que recurran a Mí con fe y confianza de amantes, y que estén deseosos de despojar sus corazones del sí mismo egoísta, con el fin de que pueda Yo llenarlos con Mi Santo Amor Impersonal.


Y he aquí Mi promesa: Yo tengo reservado para aquellos que anhelan venir a Mí, por el camino o modo simplísimo, amoroso e impersonal, grandes maravillas bajo la forma de Bienes Espirituales, las cuales serán para ellos fuente de inagotable Alegría; así como que Yo pondré en sus manos, conforme Yo permanezca con ellos y ellos en Mí, el uso ilimitado de TODOS Mis Poderes y Atributos Divinos.



“YO SOY el Maestro Interno gobernando y controlando

Todos los Procesos de pensamiento, en la perfección

de Cristo, íntegramente como yo deseo que sean”.


4 comentarios:

ernesto oso dijo...

Desde Falcon Crest no estaba tan enganchado.....muchas gracias!!!

Ángel y Pilar dijo...

Hola Ernesto. Simpático tu comentacio, a nosotros también nos "enganchó" la Ángela Chanin.
Referente al Maestro, cuando lo leímos, quedamos sorprendidos de las explicaciones que dá, ya que te aclara muchas vivencias y "oídos" que hemos tenido de nuestra voz interior.
Hemos visto que en tu página tienes una foto de Shiri Mataji, fundadora de Sahaja Yoga, nosotros hemos leido sus enseñanzas y nos parecen muy muy interesantes. Una Gran mujer ésta Indú.
Namaste.

Belkis dijo...

Precioso el texto completo que han publicado en 4 partes. Me ha dejado muchas enseñanzas y sobre todo muchas ganas de aprender más sobre mi interior. Quiero crecer espiritualmente y acercarme cada día un poquito más al conocimiento y la sabiduría del maestro.
Un gran abrazo

Jose Cosme Lara M dijo...

excelente, un texto que donde se nota la autenticidad y originalidad de alguien que no es humano, wow me impacto hasta lo mas profundo, gracias por compartir tan hermoso mensaje del que nos aguarda, luz y armonia a todos.