jueves, 2 de abril de 2009

DESCUBRIMIENTO DEL ABSOLUTO (1ª parte)


Como podreis observar, este árticulo coincide en gran medida con otros temas ya comentados en este blog, no obstante nos hemos decidido ha trasladarlo hasta aquí dada la importancia que tiene ya que, aunque pueda parecer que se repiten conceptos expuestos por el Profesor Ivanovich , la verdad es que los complementa con nuevos estudios sobre los descubrimientos de energía, espacio, tiempo y sobre todo el tratar de comprender LO ABSOLUTO.

Los científicos han logrado fotografiar la cabeza del hombre, con la ayuda de la más moderna técnica electrónica tomográfica: Dentro de la cabeza bulle una vida extraña, unas hondas luminosas que pulsan con la misma frecuencia que el corazón. Las mismas traspasan los huesos igual que el aire traspasa una cortina de tul y ocupan todo el espacio alrededor de la misma. La física moderna confirma la posibilidad de fotografiar el campo bioenergético del ser humano.

El centro científico-técnico de las tecnologías no tradicionales dirigido por el académico Anatoli Eugenievich Akimov, hace ya 15 años que está investigando el campo bioenergético y la energo estructura del ser humano.

En el año 1913, el científico francés Ely Kartan supuso que el mundo está dirigido, no solo por la fuerza de la gravedad y electromagnetismo, sino también por una tercera fuerza. Los científicos llamaron a esta tercera fuerza el campo de torsión o de información, ya que es en este campo donde se guarda todo lo que ha existido, existe y existirá. Su existencia fue comprobada matemáticamente. Este campo actúa donde haya giro, es decir en todas partes. Hace poco se descubrió que el campo de torsión puede surgir por sí mismo, sin ningún giro.

Los físicos rusos del Centro de las Tecnologías no Tradicionales, inventaron fuentes artificiales del campo de torsión (llamado el generador de Akimov). En las investigaciones participaron técnicos de la Dirección General de Tecnologías Cósmicas del Ministerio de Defensa, también intervino la KGB, así como los Ingenieros con más talento de la Dirección de las Comunicaciones Gubernamentales. Con la ayuda de todos ellos fueron creados aparatos de torsión, de primerísima clase. Se descubrió que la velocidad de la señal de torsión supera en miles de millones de veces la velocidad de la luz. Para poner un ejemplo, la señal de radio llega a la Luna en 10 minutos, en la de torsión en un instante. Por todo lo que se ha descubierto y se está investigando, sobre los campos de torsión, esta técnica será la técnica del tercer milenio.

Durante los últimos 10 años, a partir del año 1986, las investigaciones del campo de torsión fueron realizadas por los físicos teóricos, ingenieros del Instituto de Mecánica exacta y óptica de San Petesburgo, de la Universidad de Tomsk y en 120 Institutos científicos mas de Rusia. Los científicos lograron aclarar la cuestión principal: la energía de torsión es más eficaz, económica y segura en comparación con la que utilizamos actualmente.

El ser humano en cada instante de su vida, siente la influencia del campo de torsión. Aún en las escrituras hindúes de los filósofos antiguos de hace dos mil años, podemos leer: “Cuando uno se enfada trae flujos de la energía negativa que se encuentra en el Eter. Incluso después de calmarse, la tormenta en la atmósfera alrededor de vosotros va a manifestarse aún durante dos días mas, como mínimo “. O también podemos leer: “Debéis ser la fuerza que destruya la mala energía de aquellos que emitan ondas de irritación, igual que la tierra apaga el fuego “. Resulta que los sabios de la antigüedad conocían ya, los campos y ondas de torsión. En esa época, algunas personas podían ver los campos de torsión del ser humano.

El campo de torsión influye directamente en el espacio en que se encuentra. A este espacio, los antiguos hindúes lo llamaban “Pralaya”, Newton lo llamó éter, la ciencia moderna lo denomina vacío físico. Es precisamente aquello que se queda después de sacar todo el aire de la bombilla, así como todas las partículas elementales. Resulta que lo que queda no es un vacío, es una materia especial.

Hace poco, se descubrió que el campo de torsión puede surgir por sí mismo, sin ningún giro. Así, cualquier letra o coma, a su manera rompe en el espacio en el Todo-Nada Absoluto, a lo que Él inmediatamente reacciona con un campo de torsión. Por eso, cualquier libro o artículo tiene millones de arco iris (los físicos los llaman espectros) de los campos de torsión. Ellos, sin duda, interaccionan con el campo de torsión del lector. Así el simple hecho de leer, libros, artículos, versos y cualquier letra impresa, no es un proceso simple como puede parecer.

Actualmente en el mundo hay más de cien científicos que investigan los campos de torsión, la mitad de ellos viven en Rusia. Los programas del Centro de Tecnologías no tradicionales son apoyados por la Academia de Ciencias Naturales de Rusia, Ministerio de la Ciencia. Los científicos-físicos trabajan junto con los científicos de otras ramas de la ciencia, entre ellos los médicos.

Resulta que este Mundo tiene ocho niveles de realidad. Ya que en la escuela nos decían que la estructura del Mundo consta de las partículas elementales, gases, líquidos y sólidos. Pero estos cuatro niveles solo forman el mundo material burdo, y precisamente esto es lo que investiga la física. Pero resulta que hay otros niveles. El quinto nivel son campos de torsión primarios con unas propiedades bastante extraordinarias: aparecen todos los puntos del Universo, lo cubren instantáneamente todo a la vez, para ellos no existe concepto de la propagación o velocidad. Luego siguen otros dos niveles más: el del vacío-vacío primario y el del Nada Absoluto-Todo Absoluto. Estos últimos niveles se consideran pertenecientes al Mundo de la Realidad Suprema, El Procreador de Todo en el Universo de El nacen átomos y moléculas, es igual al concepto de Dios o Absoluto.


2 comentarios:

GIANNI dijo...

Muchas gracias por tanta información, es muy grato recibir en mi e-mail vuestras publicaciones.
Un saludo y feliz semana.
Gianni

Anónimo dijo...

Es muchísimo más fácil acceder al absoluto si sabemos antes las reglas más básicas de ortografía. ¡Suerte, campeones!