martes, 21 de julio de 2009

LA CONSCIENCIA COLECTIVA DEL UNIVERSO. EL SENTIDO DE LA VIDA DEL SER HUMANO (1ª parte)

Surzhin V.N., colaborador científico principal del Instituto de investigación científica de microinstrumentos, Kiev (Ucrania)



La base de todos los conocimientos antiguos orientales se basan en la concepción energética multidimensional del ser humano. Según estos conocimientos, el ser humano, además del cuerpo físico (materia grosera), posee una envoltura energética de seis cuerpos (campos) de materia sutil, lo que está actualmente comprobado por los científicos.

Un grupo de científicos rusos, encabezados por Kaznacheev V.P., descubrieron en 1993 que en el espacio proteínico nucleico de las células vivas de nuestro organismo coexisten campos que pueden migrar de un organismo a otro y moverse dentro del mismo organismo. Shipov G.I., entre 1993 y 1996, realizó una gran aportación al desarrollo de la teoría física al descubrir siete estadios de la materia. Anteriormente, fueron descritos cuatro estados: sólido, líquido, gaseoso y plasma. Shipov, con ayuda de las ecuaciones geometrizadas de Einstein, describió tres estados más: vacío, campos de torsión y “La Nada Absoluta”, a partir de la cual se originan todos los demás estados.

Semejante estructura del ser humano de siete cuerpos, representa por si misma un sistema altamente organizado, interiormente ordenado, con subordinación jerárquica

Las medicinas de India y Tibet ya conocían lazos energéticos en forma de canales que existen entre el cuerpo físico y los cuerpos sutiles. Existen en total unos 72000 canales (llamados puntos reflectores) y diez centros a través de los cuales se produce el intercambio de información, energía y sustancia, así como la interacción con el medio ambiente. Ahora ya no hay necesidad de comprobar la existencia del Comienzo Intelectual Creativo, es decir, del séptimo estado de la materia, llamado por Shipov la “Nada Absoluta” o el “Mundo de la Realidad Suprema”.

De este modo, los científicos llegaron a entender que existe el Absoluto y a ello le dieron una base científica. En todo el Universo, la materia y las energías sutiles son sólo dos formas de la energía; donde la energía en forma de materia es sólo una parte muy pequeña de la energía total. Sin entender y sin reconocer que existen leyes del comienzo espiritual en el Universo, es inevitable la contradicción entre la física y la metafísica, entre lo material y lo espiritual. Negando la prioridad del comienzo espiritual en el Universo, la humanidad va –rápida e implacablemente- hacia la autodestrucción, así como a la destrucción del medio ambiente. La crisis conceptual afecta a toda la civilización humana.

A pesar de que el problema de la supervivencia del ser humano es muy actual, a nivel global este problema ya se ha resuelto. A la humanidad se le dio la posibilidad de salir de la crisis. ¿Sabrá la humanidad aprovecharlo? A partir de 1970 se le dio el Conocimiento sistemático y ahora es conocido por muchos. Este Conocimiento explica cómo está construido el macrocosmos y el microcosmos, todo lo vivo y lo no vivo; el mundo espiritual y el mundo material, en los procesos globales de civilización. Esta meta ciencia se llama Sahaja Yoga (ciencia más allá de nuestro conocimiento)

La doctora en filosofía y medicina Nirmala Srivastava (Shri Mataji) mostró convincentemente que todo lo vivo y lo no vivo es creado, es mantenido por la Energía Todo penetrante del Universo que posee la Consciencia Superior. Ella existe e influye sobre los seres vivos sólo desde la Realidad. Esta energía realiza todo el trabajo vivo en el Planeta. El ser humano sólo puede crear cosas bonitas de la materia muerta.

Shri Mataji demostró que los intereses exclusivamente materiales, la crueldad, el egocentrismo, la negación de la prioridad de los principios espirituales en la vida sobre los materiales, hicieron que el ser humano se aislara en un sistema energético cerrado y perdiera el apoyo —la conexión— de la Energía Todo penetrante del Universo. El ser humano se cerró en su aura (su campo energético), como si fuera un huevo, y se convirtió en un sistema energético limitado, aprovechando únicamente la energía proporcionada por los alimentos. Esta consciencia limitada del ser humano le llevó a perder la posibilidad de utilizar la energía y el conocimiento del Universo que lo rodea.

El ser humano empezó a vivir menos años, limitándose con la energía potencial que se le da al nacer. Al separarse de la fuente ilimitada de la energía, al separarse del Campo Informativo, donde se encuentra toda la información sobre el Pasado, el Presente y el Futuro; el ser humano se hizo decadente y limitado en sus posibilidades. A su vez, el ego-mente, al perder la unión con la Consciencia Cósmica, está utilizando muy poco sus capacidades.

Examinando la cuestión de la supervivencia del ser humano en la Tierra, hace falta determinar el sentido de la vida de la Humanidad en general y el de cada uno de nosotros en particular. Se pueden suponer el Universo y la Consciencia Cósmica como un Sistema único, que debe mantener su existencia y también evolucionar. El ser humano, al poseer pensamiento lógico, conocimiento y consciencia, así como emociones, está predestinado a aumentar el potencial del Sistema: generar la energía del Amor, Alegría y Gozo, aportando armonía al Cosmos. La Consciencia superior goza con estas energías superiores a través del ser humano. Esto se puede llamar Gozo y Alegría del Espíritu. Esta alegría inmotivada se logra bajo numerosas condiciones, como en el estado de satisfacción y paz, así como en la humildad, la paciencia, la compasión y el amor. Son cualidades de un santo. Antes nos decían: plantar un árbol, construir una casa, criar un niño ... Pero esto lo pueden hacer otros mejor que nosotros, esto no es una tarea personal imprescindible para el Espíritu.

Sólo hay una razón para explicar por qué muere uno en la tierra: porque no tiene perspectivas para su crecimiento espiritual. Conocemos los enemigos del Espíritu: inmoralidad, avaricia, envidia, vanidad, crueldad, egoísmo, etc. El ser humano debe matar en sí a estos enemigos que no le dejan unirse (como gota) con el océano de la Consciencia Universal.

Para entender que somos parte del Universo, de la Consciencia Colectiva, para entender nuestro papel en el proceso evolutivo, me gustaría, basándome en el conocimiento y práctica de Sahaja Yoga, formular algunas condiciones básicas para la existencia del Universo Único, la Consciencia Colectiva Única del Universo, la consciencia humana, el principio de su fe, su posición activa en la evolución del Intelecto Colectivo del Universo, la misma existencia del ser humano en el Planeta.

Es sólo una pequeña parte para entender la ciencia global que se le da a la Humanidad para su salvación. Todo lo que vamos a exponer a continuación (segunda parte), necesita ser investigado y dar una explicación científica para poder llevarlo a la práctica.

Nirmala Srivastava nos dio el Gran conocimiento sistemático, nos demostró la posibilidad de utilizar las energías del Universo para el bien del ser humano, que era el sueño más grande de la Humanidad.

1 comentario:

Shanty dijo...

Ya había pasado por aquí. Un blog interesantísimo.